Restos de una suela (elementos originales: clavos, del s. IV d. C.) procedentes de El Albir, en L’Alfàs del Pí, Alicante. (Foto: Archivo MARQ)