Un típico día primaveral en Alicante