Una vez encendido el Árbol, fueron muchas las fotografías que se hicieron a sus pies.