Desde lo más alto de la Serra Grossa las vistas merecían la pena

Me gusta